Cepillado

El cepillado mantiene a su perro sano y feliz... Aquí tiene algunos consejos:

¡Inspírate!
Con una lista interminable de tareas, el cepillado de su perro puede no parecer una prioridad. Pero recuerde que todos los perros se benefician y suelen disfrutar del cepillado regular. Hay muchas razones para cepillar a su perro. √Čstas son s√≥lo algunas:


El cepillado elimina los pelos sueltos y las células muertas de la piel.
El cepillado elimina la suciedad, los residuos y los par√°sitos externos.
El cepillado distribuye los aceites naturales de la piel.
El cepillado disminuye el pelo que se traga.
Todos los gatos y muchos perros se autoaspiran. Cuanto m√°s se cepille
, menos tragar√°n.

Cómo empezar
Antes de cepillar, observe bien a su perro y su pelaje. Coge una toalla h√ļmeda y limpia la suciedad, el barro o los restos. ¬ŅVe alg√ļn cambio? Toca para ver si hay rebabas y materiales resistentes, sobre todo alrededor de las orejas y de las patas. No olvides las patas. F√≠jate en cualquier llaga o zona irritada. Si no observas ninguna mejora, consulta a tu veterinario. Al ser consciente de cualquier punto problem√°tico, puedes ser sensible a esas zonas durante el cepillado. Acu√©rdate de quitarle el collar al perro.

¬ŅCon qu√© frecuencia? La pregunta m√°gica
La raza de su perro es la que más influye en las necesidades de cepillado. Ya sea por el ciclo de muda de tu perro o por la longitud y el tipo de pelo, los perros varían en cuanto a sus necesidades. Por ejemplo, los pelajes largos o rizados necesitan un cepillado diario para mantener el pelo libre de enredos y esteras, mientras que el pelo corto puede no requerir atención diaria. Sin embargo, el cepillado de cualquier pelaje que se desprenda reduce significativamente la cantidad de pelo suelto y caspa que circula por su casa.

Cepillecomo un profesional
Haga que su perro se siente y, si es necesario, ofrézcale un premio. Familiarícelo con el cepillo mostrándoselo y dejándolo oler. Empiece por la cabeza y siga hasta la cola. Cepille siempre hacia abajo y hacia fuera, lejos de la piel del perro. Cepille en la dirección en que crece el pelaje. Deténgase y desenrede con suavidad los mechones o los enganches. No tire nunca del pelo.

Después del juego o del paseo
Un perro que no ha jugado o que no ha dado un paseo adecuado puede no querer ser cepillado. Después de expulsar la energía y tener un poco de aire fresco es un momento maravilloso para que su perro se relaje y sea mimado. También es muy productivo cepillar todo lo que se haya recogido en el exterior.

Tiempo de descanso y relajación
El peinado y el cepillado es un momento de unión feliz para muchos perros y sus padres.
Los perros pueden percibir su intención. El cepillado debe realizarse cuando todos estén relajados. Algunos perros incluso se dan la vuelta y se ponen panza arriba después de unos minutos de cepillado. Esto es un signo de felicidad, confianza y sumisión.

H√°galo un h√°bito
Planee el cepillado como parte de su rutina de cuidado regular. Aunque los perros pueden aburrirse, aprecian saber lo que va a ocurrir a continuación y les gusta la rutina. Si se les cepilla con regularidad, por ejemplo, después de un paseo nocturno, pueden llegar a esperar el momento del cepillado. Para su perro, no sólo se trata de mantener su pelaje y su piel en forma, sino que le proporciona un masaje que ayuda a favorecer la circulación sanguínea.

Unas palabras para los propietarios de perros de rescate
Los perros que se sienten ansiosos o evitan ser cepillados pueden haber tenido una experiencia mala o traum√°tica. Tenga paciencia. Hable con un veterinario y reintrod√ļzcalos con suavidad y cari√Īo en el cepillado. Es f√°cil que se sientan menos inclinados al cepillado porque no les gusta, pero no te rindas. Es por su propio bien y, como resultado, disfrutar√° de una vida y una salud mejores.

Espa√Īol